viernes, 29 de marzo de 2013

Herido por Mí


Henry G. Bosch
Reflexiones
Isaías 53

"Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados." 

Isaías 53:5

 Un hombre que se encontraba profundamente perturbado por sus pecados soñaba de manera viva que veía a Jesús cuando un soldado lo azotaba salvajemente. Cuando el cruel látigo caía sobre la espalda de Cristo, el observador se estremecía, pues las terribles cuerdas dejaban unas heridas feas y abiertas sobre su cuerpo sangrante e hinchado.

  Cuando el que blandía el látigo levantó el brazo para golpear al Señor otra vez, el hombre se apresuró a detenerlo. Cuando lo hizo, el soldado se dio vuelta, y el soñador se asustó al ver su propio rostro.

  Despertó sudando frío, consciente de que su pecado había infligido aquel atroz castigo al Salvador. Al pensar en el sufrimiento de Cristo recordó estas palabras de Isaías:

Mas Él fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre Él, y por sus heridas hemos sido sanados.
Isaías 53:5

  ¡Qué maravilloso es que el Señor Jesucristo sufriera y muriera para redimir a un mundo pecaminoso y perdido!

  Él fue herido por nuestras transgresiones.

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas...
- pero, ¡bendito sea Dios! - 
...el Señor hizo que cayera sobre Él la iniquidad de todos nosotros. Isaías 53:6

  En cierto sentido, el Viernes Santo fue el día más oscuro de la historia humana. Pero gracias al sacrificio de Jesús por nosotros, la cruz en realidad fue ¡la mayor victoria de todas las edades!


Cristo fue entregado por nuestros pecados para que nosotros pudiéramos ser librados de ellos.



martes, 19 de marzo de 2013

Maestro del Ajedrez


Herb Vander Lugt
Reflexiones
Isaías 48:17-22

"...hizo que brotara agua de la roca para ellos, partió la peña, y las aguas corrieron." v.21

 En el Louvre de París se exhibe una intrigante pintura. La misma representa a Fausto (el legendario mago alemán que negoció su alma con el diablo) sentado frente a Satanás junto a un tablero de ajedrez. Satanás se está gozando maliciosamente por lo que aparenta ser el jaque mate del rey de Fausto. La expresión del mago es la de un hombre derrotado.

 Según una popular historia, un famoso maestro del ajedrez visitó la galería un día y estudió la pintura con mucho detenimiento. De repente sorprendió a todo el mundo a su alrededor gritando con emoción: "¡Es mentira! ¡Es mentira! El rey y el caballo tienen otra movida."

 Isaías aseguró al pueblo de Judá que Dios siempre provee una salida de escape. Aunque iban a ser deportados a Babilonia a causa de su maldad, Isaías profetizó que llegaría un día de liberación en que tendrían que salir apresuradamente. Pero no tenían que preocuparse. Así como Dios había provisto agua para los israelitas en el desierto, también proveería para ellos en su largo camino a casa.

 Muchos de nosotros hemos vivido situaciones que parecían irremediables. No veíamos la salida, pero oramos y Dios abrió un camino. Hizo esa "jugada imposible". Podemos confiar en Él. Nunca le pueden hacer jaque mate.

Dios es el único rey que nunca puede ser derrotado.



lunes, 11 de marzo de 2013

Vestíos del Señor


J. Adarberto Martinez
Reflexiones
Romanos 13:9-14

"... sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne" 

Romanos 13:14

 Se cuenta de una mujer que al asomarse a la ventana cada cierto día de la semana, veía toallas y sábanas tendidas al sol en el patio de una de las viviendas vecinas. Una y otra vez criticaba el estado tan desagradable que presentaban aquellas toallas, lo mismo que las sábanas.
  Pero un día, para su sorpresa, notó que las toallas y las sábanas tendidas estaban relucientes, brillaban de limpias, lo cual contó como todo un acontecimiento a su marido.

  - "Es que hoy bien temprano y antes que te dieras cuenta, he lavado los cristales de la ventana". - le dijo - "Las toallas y las sábanas tendidas al sol siempre han estado limpias; sucia y desagradable estaba la ventana de nuestra casa".

  A veces nos ocurre igual, no andamos bien, la vida se nos vuelve pesada, nos sentimos desgraciados, llegando a decir que Dios nos ha desamparado, que llevamos una vida inútil, cuando en realidad Dios ha estado ahí, cerca, a nuestro lado dándonos su ayuda y protección. Pero nosotros, sumidos en pobreza espiritual, viviendo a nuestro modo, no hemos caído en la cuenta de nuestro estado, de nuestra situación personal.

  Vivimos en oscuridad, haciendo todo cuanto nos apetece sin que para nada media el temor de Dios, sin considerar que la vida es prestada, que el desenfreno a nada bueno conduce.
  Vivir sin Dios nos priva de asumir la plenitud y abundancia que caracterizan la vida que el Señor ha provisto para nuestra satisfacción y disfrute.


Extiende, oh Dios, tu mano de misericordia, vísteme con tu gracia.


martes, 5 de marzo de 2013

Hoy es Tiempo - Esperanza de Vida


Música cristiana 

Sin ser merecedor me diste salvación
Quitando mi dolor y toda mi aflicción
Tu gracia me llenó, soy libre de temor

Yo con nada pararé, no me detendré
En tu nombre venceré y a la cima llegaré

Hoy es tiempo de cambiar y no mirar atrás
De reflejar tu amor al mundo
Ya no puedo esperar hoy quiero alabar
Mi vida hoy yo te la entrego

Quiero proclamar de tu majestad
Llevar de tu luz a la oscuridad
Llegar a la meta, ser parte del plan
Toma mi vida y úsala

Hoy es tiempo de cambiar y no mirar atrás
De reflejar tu amor al mundo
Ya no puedo esperar hoy quiero alabar
Mi vida hoy yo te la entrego





lunes, 4 de marzo de 2013

Nada de rencores al Anochecer


Richard W. De Haan
Reflexiones
Salmo 4:1-5

"...no se ponga el sol sobre vuestro enojo." Efesios 4:26

 Un niño peleó con su hermano y la experiencia lo dejó amargado. Cuando su hermano quiso reconciliarse, el niño se negó a escuchar. De hecho, no le habló a su hermano en todo el día.

  Llegó la hora de dormir y su madre dijo al muchacho:
  - ¿No crees que deberías perdonar a tu hermano antes de irte a dormir? Recuerda, la Biblia dice: "No se ponga el sol sobre vuestro enojo".

  El muchacho parecía perplejo. Pensó por un momento y luego dijo abruptamente:
  - Pero, ¿cómo hago para impedir que se ponga el sol?

  Este niño me recuerda a algunos cristianos. Se enojan con ciertas personas y guardan rencores. Cuando se les confronta por su actitud no perdonadora y se les apremia a la reconciliación, esquivan el asunto y se niegan a obedecer la clara instrucción de las Escrituras. Es cierto que no podemos cambiar el corazón de otra persona, pero somos responsables de nuestra propia actitud. La Biblia dice:

Sed más bien amables unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, así como también Dios os perdonó en Cristo.
Efesios 4:32

  No, no podemos impedir que el sol se ponga. Pero podemos impedir que se ponga... sobre nuestro enojo. Y eso significa que debemos perdonar.


Por cada minuto que estás enojado pierdes 60 segundos de felicidad.