domingo, 29 de junio de 2014

El amor llega suavemente


Películas cristianas
Love comes Softly, traducida al español como El amor llega suavemente, El amor viene suavemente o El amor toma su tiempo, es un drama cristiano para televisión, basado en la serie de libros de Janette Oke. Tuvo su estreno en Hallmark Channel el 13 de abril de 2003. Fue dirigido por Michael Landon Jr., y protagonizado por Katherine Heigl, como Marty Claridge y por Dale Midkiff como Clark Davis.

Sinopsis


  En pleno siglo XIX, una joven mujer, Marty Claridge, va camino de una nueva vida en las grandes llanuras del Oeste americano. Repentinamente se convierte en viuda al morir su esposo en un accidente cabalgando.

  Embarazada y sin familia ni amigos cerca, con una dura temporada invernal acechando y sin recursos para regresar, acepta unirse en un matrimonio de conveniencia con Clark Davis, un hombre viudo que se ofrece a darle un lugar para pasar el invierno y la tarifa de la caravana rumbo al Este en la primavera.

  Las intenciones de Clark son nobles, él sólo desea darle a su pequeña hija, Missie, la influencia maternal que tanto necesita.

  Las cosas no irán bien al principio, pero Clark ha puesto su confianza en Dios.




 ¿Por qué Dios permite que le pasen cosas malas a personas de buen corazón? 


  Tras quemarse el granero, Clark sigue optimista y confiado en que todo se resolverá con la ayuda de Dios. Pero Marty no comparte su fe ni confianza:

   Clark: “Creo que irá bien. Está todo planeado. Rezo para pedir respuestas.” 
   Marty: “¿Por qué va a responder a tus plegarias?”
   Clark: "Siempre responde a mis plegarias." 
   Marty: "¿De verdad? ¿Tu rezaste por esto? ¿Rezaste para que Ellen, tu esposa, muriera? ¿Rezaste para que Missie creciera sin conocer a su madre? No comprendo que el Dios al que rezas permita que pasen cosas tan horribles a las personas de buen corazón." 
   Clark: "Missie puede caerse y hacerse daño, aunque yo vaya andando a su lado. No significa eso que yo lo permita. Ella sabe que con el amor incondicional de un padre, la levantaré y la llevaré en brazos. Intentaré curarla, lloraré cuando ella llore y me alegraré cuando esté bien. Dios ha estado a mi lado en cada momento de mi vida. La verdad del amor de Dios no es que consienta que pasen cosas malas, es su promesa de que estará a nuestro lado cuando ocurran."



No hay comentarios:

Publicar un comentario